12Nov/15

3 estrategias infalibles para conseguir un rebranding exitoso

Internacional. Es fácil pensar que un proceso de rebranding sólo implica la transformación de logos, nombres, o slogans de la marca. Sin embargo, las estrategas de marketing empleadas para cambiar la percepción de los consumidores deben estar tan bien fundamentadas que logren obtener una mayor seguridad y apego de los clientes hacia los servicios que se ofrecen.

Más notas relacionadas:
¿Qué te parece el rebranding aplicado a este aeropuerto de Londres?
5 fallas graves en un proceso de Rebranding
El rebranding global de Disney Channel

A pesar de que como estrategia es muy efectiva, cambiar el giro o revolucionar una compañía puede ser un movimiento muy arriesgado y susceptible a múltiples errores.  Por esa razón, es  bueno tomar en consideración los siguientes aspectos básicos antes de proponer este esquema:

1.-Contrata a un consultor de branding

Para los especialistas del portal ReBrand, la ayuda de un profesional en el sector no es una opción, sino toda una obligación. Esto permitirá que cuentes con un panorama saludable e ideas frescas por parte de especialistas en la materia.

2.-Entra en los zapatos del cliente

Cuando estás cambiando de imagen, debes recabar todas las opiniones de tu producto o servicio actual y compararlo con los nuevos; esto implica pedirles a tus familiares y amigos que brinden sus impresiones y así recolectar el mayor número de experiencias antes de entrar a la sala de juntas.

3.-Integra elementos

En un artículo publicado en TheNextWeb, lyza Pozin indica que muchas empresas ignoran la integración sistemática de la marca y la cambian por los embrujos de un “nuevo y brillante logotipo”. La experta añade que todo, desde las prácticas financieras hasta las políticas de recursos humanos deben integrarse a la estrategia de rebranding. Por eso es bueno tener en mente que no sólo basta con una imagen o nombre, sino con toda la forma en la que se maneja la operación.